Google+

martes, 9 de febrero de 2010

La natación para embarazadas



LA NATACIÓN PARA EMBARAZADAS
COMPLEMENTO IDEAL PARA LA PREPARACIÓN AL PARTO
Durante años, las mujeres embarazadas han tratado de buscar la clave para tener el mejor parto del mundo. Es por ello, que la natación prenatal es un gran complemento para tener un excelente desarrollo durante la gestación y el alumbramiento.
Esta técnica fue diseñada por Ignacio Cárdenas, director de Acuáticas Nelson Vargas, quien tras un análisis de casi tres años comprobó los resultados de cómo este ejercicio ayuda a un mejor parto y, por supuesto, a una mejor recuperación del mismo.
La propuesta comprende un programa, un complemento de entrenamiento físico (no tanto una preparación para el parto) que ayude a formar músculos y órganos más resistentes a una situación de gran esfuerzo físico como es el alumbramiento.
Algo importante a señalar es que este curso deberá ser tomado a partir de los tres meses y medio hasta los 8 meses y medio, previa autorización del médico y después de haber llenado un cuestionario para conocer qué tan apta es la candidata a convertirse en alumna de esta acuática actividad que, por cierto, se recomienda tomar 45 minutos, tres veces por semana.
Otro punto primordial es que las alumnas que decidan adentrarse en este curso tienen que contar con los conocimientos básicos de natación porque los ejercicios son orientados hacia intermedias y avanzadas; las principiantes suelen manejar un nivel de estrés un tanto alto al ingresar por primera vez al agua y, en definitiva, esto no se convierte en una situación propicia para la etapa de gestación.
Algunos de los ejercicios propuestos son los siguientes:
  • Caminar lento para después ir más rápido dentro del agua con el uso de colchonetas para el desplazamiento.
  • Sacar objetos del fondo del piso sin despegar los pies del suelo.
  • Caminar en el agua con los pies extendidos utilizando diversos materiales.
  • Colocar una pelota entre los muslos, apretar durante cinco segundos y caminar.
  • De pie, apoyar la mano en una colchoneta y mantener la espalda vertical con el agua a la altura de los hombros; flexionar las rodillas y volver a extender.
  • Flotación dorsal.

No hay comentarios: