Google+

viernes, 1 de enero de 2010

Natación o Estimulación

Natación especializada para niños a partir de los  3 meses  de vida está muy relacionada con los reflejos del nuevo ser y el aprovechamiento de  las etapas del desarrollo del niño. 

Los bebés menores de un año aceptan más fácilmente el agua, ya que les recuerda el medio en el que se gestaron durante el embarazo. 

El miedo al agua generalmente lo adquieren a medida que crecen, debido a como se transmite por sus padres, nanas y familiares que lo cuidan o sostienen en los primeros baños el concepto agua, la bañerita del recién nacido y sus primeros contactos con el agua (no me refiero aquí a  cuando lo llevamos a clases sino a los baños en casa) son elementos  muy importantes en el mensaje que debemos dar  AGUA ES DIVERSIÓN , AGUA ES SALUD, AGUA ES JUEGO entre más cerca se mantenga a su  bebé con el  agua, es más difícil que  desarrolle fobias.

A lo anterior me refiero basado en las observaciones y comentarios que nos hacen abuelos  padres, nanas y familiares del bebé referidos a como se acostumbra a  bañar habitualmente al bebé y cuales son las transferencias que de manera inconscientes se le hacen al pequeño referente al agua, cuando tapamos o protegemos  su carita,  impedimos que el agua le corra libremente, limpiamos con intensidad el rostro durante el baño diario, hacemos barreras con  nuestras manos sobre el rostro y los oídos, le sujetamos de forma muy nerviosa o  tensa o le impedimos sus naturales movimientos cuando estamos haciendo estos primeros contactos con el agua el resultado lógico será la aprehensión o fobias.

Mi recomendación  a todos los papás es dejar al bebé jugar libremente, darle tiempo a que reconozca y explore el agua como elemento vital de la naturaleza, implementar juegos, salpicaduras y convertir el baño en una atracción.

Igualmente de manera inconsciente nos sucede cuando decidimos como papá y mamá  llevarlo a alberca o mar por primera vez ,  la " posición de koala" (piernas encajadas alrededor de nuestra cadera como  hemos bautizado este sistema de cargue del bebé) es casi una posición automática en todos nosotros. Esta posición sin darnos cuentas  impide a su niños que usar sus extremidades superiores e inferiores  para un mayor  contacto  e interacción con el agua  en una posición más natatoria y natural,  creando en nuestros hijos una única "isla de seguridad" o "posición segura" desde luego falsa, cuando entra en contacto con estos espacios  de  agua.

Si del acondicionamiento del pequeño  a estos hábitos queremos luego pasarlo a un "desconocido" o sea el instructor después de  llevar 1,  2 o 3 años habituado a hacerlo de una única forma, de seguro la reacción del niño será bastante negativa  y opuesta al contacto natural  con el agua,

Pequeños ejercicios de flotación dorsal y ventral durante los primeros baños son muy recomendables, el mito a no sumergir los oidos por el aquel de que se enferman es muy acentuado durante los baños, en lugar de esto haga juegos, salpicaduras y permita que el agua corra libremente durante estos importantes  episodios de pre natación y observará como su pequeño explora y manifiesta una atracción increible por hacer solo  los famosos "buzitos" o imersiones, explorar el agua cada vez más y mil reacciones bien "atrevidas" pero totalmente naturales por ser nuestro origen el agua.

La Estimulación Temprana en el Agua consiste en iniciar a los bebés en el movimiento y la adaptación acuática para lograr  autonomía y autocontrol de su cuerpo, el desenvolvimiento y la seguridad en sí mismos. Por incluir en la estimulación  al medio acuático es que podemos obtener mayor número de beneficios, tales como desarrollar el cuerpo y sobre todo, el cerebro, que es más receptivo y activo en el período posterior al nacimiento; ayudarles a su interés nato en investigar el entorno y adquirir distintas clases de conocimiento mientras el bebé se mueve libremente en  las 3 dimensiones.

Lo anterior permite estimular la creación y desarrollo de  unas nuevas funciones cerebrales, las cuales facilitan posteriormente  la solución de problemas y la realización de tareas. 

La transformación de los movimientos reflejos en movimientos voluntarios en el agua facilita una temprana coordinación. Los bebés desarrollan el equilibrio a medida que aprenden a girarse y a moverse bilateralmente en el agua para mantener el equilibrio.   


LAS CLASES EN ESTAS EDADES DEBEN SER PERSONALIZADAS O SEA INSTRUCTOR – NIÑO. LA MAMÁ O EL PAPA PARTICIPAN  EN LA ALBERCA HASTA QUE LOGRAR FACILITAR LA  RELACION O SOCIABILIZACIÓN DEL NIÑO CON EL INSTRUCTOR Y SU PRIMARIA ADAPTACIÓN AL AGUA. SE RECOMIENDAN SESIONES DE 30 MINUTOS.


OTROS FACTORES QUE HACEN MUY IMPORTANTE LA NATACIÓN DESDE MUY PEQUEÑOS:ESTADÍSTICAS DE ACCIDENTES EN MEDIOS ACUÁTICOS HAGA CLIC SOBRE ESTE VINCULO

No hay comentarios: